4.05.2006

Desafuero de Alejandro Navarro Brain

Desafuero de Alejandro Navarro Brain, querellante
Pedro Pablo Díaz Herrera



Santiago, trece de octubre de dos mil tres.

Vistos:

En esta causa, rol Nº 52.737-2002 de esta Corte, instruida ante querella presentada por don Pedro Pablo Díaz Herrera, ingeniero comercial, panelista del programa de Chilevisión El Termómetro, contra el diputado don Alejandro Navarro Brain, profesor, se elevaron los antecedentes por el señor ministro de fuero don Raúl Rocha Pérez, para los efectos previstos en los artículos 611 y 612 del Código de Procedimiento Penal, como aparece de la resolución de fojas 142, en relación con las de fojas 94 y 96. La referida querella persigue la responsabilidad del diputado antes nombrado, en cuanto autor del delito tipificado en el artículo 29 de la Ley Nº 19.733, esto es, el de calumnias e injurias graves difundidas a través de un medio de comunicación social, dado que en el programa televisivo antedicho del 2 de agosto de 2002, estando presentes el diputado señor Jorge Burgos Varela, el alcalde de La Florida don Pablo Zalaquett Said, el abogado don Jorge Reyes Zapata, y también el presidente de la Confederación Nacional de Transportistas don Pedro Monsalve (en la segunda parte del programa), el diputado señor Navarro, con el cual se estableció por el Canal un contacto directo, profirió e xpresiones que constituyen una afrenta a su persona y configuran los ilícitos penales de calumnia e injurias contenidos en los artículos 412 y 417 N º 3, 4 y 5 del Código Penal, ambos en relación con el artículo 29 ya anotado.

Anteriormente esta Corte decidió no emitir pronunciamiento sobre la solicitud de desafuero y ordenó que se instruyera sumario y se adelantara la investigación hasta reunir antecedentes que en concepto del señor ministro instructor justificaren lo pedido. Con posterioridad, se produjeron los elementos y piezas que se analizarán en la parte considerativa de este fallo y que sirven de fundamento a la actual petición.

Con lo relacionado y considerando:

1º) Que conforme lo expresado en la querella, las expresiones injuriosas vertidas por el diputado respecto del señor Díaz, fueron literalmente sinvergüenza y car`e palo, y las que importarían la imputación de un delito actualmente perseguible de oficio, pero falso, lo fueron ...estafar a la gente.... Las primeras, siempre de acuerdo a la querella, tuvieron lugar luego que el querellante interviniera en el programa diciendo que la situación económica del país obligaba a ser especialmente cuidadoso y responsable respecto de las denuncias que se hicieran, pues si eran infundadas podían causar un enorme daño a las empresas y a las personas e indicara que actitudes como las del diputado no contribuían a ese propósito.

Entonces -prosigue-, el querellado expresó haber escuchado ahí a un car`e palo que parece ser empleado de Metalpar... y más adelante refirió ... ustedes han intentado enlodar a gente honesta que defiende a los pobres, porque ustedes son unos sinvergy se los digo en su cara.... Y al inquirirle era sinvergüenza, Respondió: Usted po señor y vuelto a preguntar por el querellante si era él un sinvergüenza, le señaló Usted es un car`e palo.. Sobre la imputación de delito, se señala que agregó que el negocio de Metalpar, comprendiendo al actor en él, era el de estafar a la gente y comenta la querella al respecto que, según mi conocimiento, las empresas Metalpar realizan una actividad completamente legítima, sujeta a los más diversos controles, de tal suerte que es falso, de falsedad absoluta, que en el desarrollo de su giro comercial se pudieren perpetrar delitos como aquél que, infundadamente me imputa el querellado.

Con ello, entiende, que se le ha atribuido participación en un delito en los términos del artículo 412 del Código Penal, y que el querellado ha invadido atribuciones exclusivas de otro Poder del Estado, formulando comentarios sobre hechos que están actualmente sometidos al conocimiento de los tribunales;

2º) Que el artículo 611 del Código de Procedimiento Penal requiere el pronunciamiento de haber lugar a formar causa, emanado de la Corte de Apelaciones respectiva reunida en tribunal pleno, para que algún tribunal pueda proceder contra una persona que goce del fuero del artículo 58 de la Constitución Política. En tanto, el artículo siguiente demanda del juez que esté conociendo, la elevación de los autos a la instancia pertinente, tan pronto aparezca contra alguna persona con el susodicho fuero datos que podrían bastar para decretar la detención de un inculpado.

A su vez, el artículo 255 del mismo estatuto comprende los casos en que el juez que instruye un sumario puede decretar la detención, constriñéndose a la detención del inculpado el numeral 1º de la disposición (relación de los artículos 252, 255 y 272). De acuerdo a ella, tal detención es procedente Cuando, estando establecida la existencia de un hecho que presente los caracteres de delito, tenga el juez fundadas sospechas para reputar autor, cómplice o encubridor a aquel cuya detención se ordene. Son estos, por consiguiente, los presupuestos que habrá de examinar el tribunal para decidir lo que viene propuesto;

3º) Que entre los elementos de prueba aportados al sumario, se encuentra el video del programa en que se vertieron las expresiones que el querellante estima delictuales -el mismo que la Corte estimó insuficiente por ser una pieza singular para estos efectos a fojas 33- y cuya transcripción -aproximada, que no textual- aparece en el documento inobjetado agregado a fojas 49.

De este medio probatorio -en lo que resulta ser pertinente- corresponde destacar lo siguiente: el querellante señor Díaz, interviene señalando ...Esas denuncias irresponsables como las de l Honorable Diputado en que enloda a un empresario, a una fábrica y a más de mil trabajadores, lo encuentro siniestro, increíble, en la forma que lo hace. Una forma es conversar, conversar con los antecedentes aquí en la mano, el poder decir las cosas como corresponde, pero decir las cosas...hace dos años que este señor Navarro que no sólo tiene algo contra los empresarios chilenos, tiene también contra Bill Gate uno de los empresarios más grandes del mundo, lo acusa de sinvergen su página Web, a Bill Gate, Microsoft, cuando Bill Gate, Microsoft, los propios empleados lo han elegido como el mejor empresario. Vaya a preguntarle a los sindicatos, a los trabajadores de Metalpar, pregunte por favor Iván, mande a este prestigioso canal...a preguntar a los trabajadores que piensan hoy día, de las brutalidades que está haciendo este señor Navarro contra ellos, contra los trabajadores. qué este señor no tiene el apoyo de su partido?, qué no tiene el apoyo de otros Diputados?, qué la gente que ya lleva dos años que se ha querellado contra la empresa Metalpar ha perdido todas y cada una de las querellas que han tenido.?

A continuación, sobre los empresarios comenta: ...fascinados! Metalpar ha financiado porque los bancos no financian a los pequeños y medianos empresarios microbuseros...y andan fascinados de la vida .

Seguidamente, se oye al aforado que a la pregunta del conductor de si ha podido escuchar las declaraciones de don Pedro Pablo Díaz, dice No, lo que yo he escuchado ahí un care palo que parece que es empleado de Metalpar y la verdad es que yo creo que hay que tener una cara, pero por favor, o sea, para decir lo que está diciendo usted señor..lo desafío a que usted vaya a los Tribunales y, me procese y busque mi desafuero ! qué Metalpar en tres años no lo ha hecho.? qué no lo ha hecho? que van a perder todos los procesos judiciales! Porque el Tesorero General de la República, les ganó el proceso en la Corte Suprema, porque lo rechazaron. Porque ustedes han intentado enlodar a gente honesta que defiende a los pobres, ustedes son unos sinvergy se los digo en su cara, y vayan a los tribunales!. En este punto, el querellante pregunta: es un sinvergnza, señor? rdblquote . La respuesta es Usted pues señor .

El señor Díaz insiste: soy un sinvergüenza y responde Usted es un car`e palo.

Más adelante, el diputado expresa: Vaya a verle las caras a la gente que está sufriendo en todo el país, vaya a ver en los tribunales... El negocio de ustedes es estafar a la gente. Vaya a los tribunales . Esto en lo medular (los diálogos continúan, con intervención de terceros).

Se tomó declaración a don Pablo Zalaquett Said, alcalde de la comuna de La Florida, y éste a fojas 42 recuerda que el tema del día en el programa El Termómetro era Los chassis de Metalpar y la tesis ( se entiende, a discutir) era si había engaño. Señala que el querellante en forma enérgica hizo ver al diputado Navarro que él aprovechaba su calidad de parlamentario y su fuero para descalificar públicamente a un empresario (se refiere al presidente de Metalpar), deshonrando con ello al empresariado, ante lo cual el diputado lanzó una serie de epítetos descalificadores e insultantes contra el señor Díaz, como sinvergüenza, vendido, no recuerda con precisión sus palabras, pero fueron tan soeces, que incluso provocó la reacción de otro panelista,...

El abogado Jorge Hernán Reyes Zapata, también participante del programa televisivo -a fojas 43- dijo que Navarro, que tenía una posición abiertamente contraria a Metalpar, se había referido en duros términos al señor Díaz manifestándole usted es un sinverg. Incluso el diputado señor Burgos, agrega, le reprochó su accionar.

El diputado señor Burgos -fs. 47- expresó que el diálogo que sostuvieron el señor Díaz y el señor Navarro, es similar al descrito en la querella. De Navarro señala que normalmente pone especial pasión en sus dichos..

Del querellante, dice tener una buena opinión (se conocen por haber ambos estudiado en el Colegio San Ignacio), le parece que es un hombre honesto. Añade que el señor Navarro ha asumido un rol protector de los deudores de Metalpar y convencido está que fueron víctimas de un delito. Piensa que en la ocasión el diputado creyó que el querella nte era miembro de esa empresa.

E Iván Núñez Wochlk -fs.90-, conductor del referido programa, expuso que el tema del debate esa noche eran las denuncias acerca de irregularidades de Metalpar, encontrándose en el estudio, entre otros, el señor Díaz, y en Concepción, el querellado; que para materializar la entrevista del diputado hubo de contratarse un servicio de transmisión vía microondas que permite al entrevistado estar en contacto con el estudio. Por regla general, dice que recibe una señal de audio y el video a través de un monitor que muestra sólo lo que está saliendo al aire, pero no le consta que en la oportunidad el entrevistado hubiera dispuesto de monitor. Eso sí, no participó desde el inicio del programa.

4º) Que en lo sustancial, la prueba testimonial examinada concuerda en el sentido de haberse proferido por el querellado ciertas expresiones mencionadas en la querella: sinvergüenza, es la expresamente señalada por don Pablo Zalaquett y por don Jorge Reyes Zapata. Si bien el primero añade vendido, ello no consta de las demás piezas del proceso y el propio declarante hace ver que no recuerda con exactitud las palabras usadas. El testigo señor Burgos menciona que el diálogo fue similar al que se describe en la querella, donde se lee parte de las intervenciones ya revisadas y se subrayan las expresiones sinverg, car`e palo y ...estafar a la gente. Y el desarrollo de los acontecimientos atestiguados aparece del video grabación que obra en autos.

En nuestro derecho los delitos de calumnia e injuria se tratan en el título de los crímenes y simples delitos contra las personas (párrafos 6 a 8 del Título VIII del Libro II del Código Penal), sin perjuicio de las que asumen la forma de otros atentados penalmente relevantes. Específicamente, se entiende que el bien jurídico protegido es el honor, sea en su significado subjetivo como cualidad moral referida al cumplimiento de los deberes, sea en su sentido objetivo, como la reputación de una persona.

En el aspecto subjetivo, el sentimiento del honor es el bien jurídico tutelado por estas figuras. Y los ataques que desde el punto de vista del bien jurídico pueden ser o contumeliosos o difamatorios, deben juzgarse con las circunstancias del caso.

Estas circunstancias revelan que en la ocasión se trataba en el programa El Termómetro, de las denuncias respecto de la firma Metalpar; que entre los panelistas se encontraba en el estudio don Pedro Pablo Díaz Herrera, querellante en la causa, y que el diputado señor Navarro intervino desde la ciudad de Concepción a través de un contacto por microondas, en directo. Asimismo, que el señor Díaz intervino primeramente aludiendo directamente al diputado Navarro con expresiones como Esas denuncias irresponsables del honorable diputado...lo encuentro siniestro... o, mande a este canal,... a preguntar a los trabajadores lo que piensan hoy día, de las brutalidades que está haciendo este señor Navarro contra ellos .. Entonces, el querellado manifestó que le parecía estar escuchando a un car`e palo que parece que es empleado de Metalpar, y aludiendo a procedimientos judiciales a los que desafió a recurrir, y usando el plural refirió porque ustedes han intentado enlodar a gente honesta que defiende a los pobres,porque ustedes son unos sinvergüenzas. Luego, preguntado por el querellante sobre quién era un sinvergüenza contestó Usted pues señor y al inquirírsele si lo era quien lo interrogaba, dijo, pero hablando simultáneamente con su interlocutor Usted es un car`e palo.

5º) Que en concepto de este Tribunal Pleno no procede tener por concurrente el requisito del Nº 1º del artículo 255 del Código de Procedimiento Penal, en cuanto al establecimiento de un hecho que presente los caracteres de delito, específicamente en relación con lo dispuesto en el artículo 29 de la Ley Nº 19.733 y los artículos 412 y 417 Nros. 3, 4 y 5 del Código Penal. En cuanto a los hechos que según la querella configurarían los delitos de injuria, las expresiones proferidas se circunscriben a dos: sinverg y care palo. Esta última, en rigor, úsase en el sentido de desvergonzado, de carente o falta de vergüenza, de descomedirse; en tanto, la primera significa pícaro o bribón, que a su turno tienen acepciones diversas como falto de honra y de vergüenza, astuto, taimado, tipo de persona descarada y haragán dado a la briba (holgazanería picaresca), pero que en el contexto aparece más bien dicha en el sentido de falto de vergüenza, lo mismo que la anterior. Pues bien, para constituir un hecho que presente los caracteres de delito, estas expresiones deben haber sido empleadas reflexivamente como medio de causar menoscabo de la persona contra la que se dirigen, de menospreciarlo, de deshonrarlo o de desacreditarlo, es decir, ir destinada a alterar el concepto de los demás sobre la persona ofendida, o a herir el sentimiento del honor de la víctima, según los casos. Y en el presente, ello no se visualiza así.

Por de pronto, las circunstancias del caso llevan a apreciar que el diputado señor Navarro actuó como lo hizo inmediatamente después de oír que se le aludía directamente en los términos arriba mencionados (siniestro: avieso, malintencionado, propensión a lo malo. Brutalidad: acción torpe, grosera o cruel), lo cual permite concluir que en el contexto del tema tratado y las circunstancias que lo rodearon, las expresiones por él vertidas no tuvieron ninguna de las finalidades antes indicadas, sino que fueron dichas en un ambiente de confrontación ciertamente descomedido en que no se midió ni refrenó el acaloramiento evidente con que se emitieron, por lo que la ausencia de tranquilidad las privó de la carga propia de su contenido y de su connotación lesiva del bien jurídico protegido.

Piénsese solamente, que el propio querellante le dice al querellado Entonces, para qué me dice brutalidades, refiriéndose con ello a las expresiones que motivaron el ejercicio de la acción penal por su parte, cuando igual expresión había usado momentos antes para calificar él el actuar del parlamentario previo al programa en cuestión.

No debe olvidarse que en estos delitos no basta la mera consideración de la naturaleza de las palabras o expresiones usadas, desprovistas del entorno, modalidades y demás circunstancias concomitantes. Ni que la peculiar naturaleza de ellos tiene diversas manifestaciones, entre las cuales incluso, la de compensación de responsabilidad penal, lo que impele a ser especialmente cuidadoso al intérprete a la hora de valorar si admiten la persecución penal. La aptitud, el ánimo con que han sido proferidas, aun cuando éste no sea visto como algo diferente al dolo propio del delito y las circunstancias personales, materiales, de tiempo, de lugar y los matices que las acompañen, son pues cuestiones inseparables de este juicio de estar en presencia o no de estos delitos contra el honor. Empero, como se esbozó anteriormente, los delitos contra el honor son, además, delitos contra las personas, esto es, contra las personas naturales. Por eso, están tratadas dentro del título correspondiente (Homicidio, infanticidio, lesiones corporales, duelo, calumnia e injuria).

Ocurre que las expresiones empleadas por el querellado lo fueron respecto de Metalpar que es una empresa, una persona jurídica, y que, por tanto, no puede ser sujeto pasivo de estos delitos, y si bien sí pueden serlo las personas que sean aludidas, ése no es el caso del querellante. Cierto es que al ser preguntado por el señor Díaz, el querellado realizó aquellas dos afirmaciones, pero resulta verosímil -de acuerdo a las circunstancias de emisión- que lo hizo en la creencia de tratarse de una persona distinta y que, por lo mismo, no estaban dirigidas a afectar el honor del querellante. En igual sentido, no puede estimarse que las adjetivaciones del caso constituyan injurias directas; pero tampoco indirectas, ya que no parecen haberse dirigido contra el querellante valiéndose de alusiones a terceros.

En lo concerniente al delito de calumnia, para los efectos predichos, el querellante cree ver la comisión de este delito en la frase ...estafar a la gente que lo involucra junto a otras personas. Sin embargo, la imputación para constituir calumnia debe estar referida a un delito determinado aunque falso (aparte el hecho de que actualmente pueda ser perseguido de oficio), es decir, a hechos delictivos circunstanciados, como fluye de la exigencia de determinación introducida a su modelo español en el texto legal por la Comisión Redactora, y cual se desprende del artículo 415 del Código Penal, que a propósito de la exceptio veritatis habla del hecho criminal, de manera que no ha de servir a ello la completa indeterminación con que se expresó la señalada frase;

6º) Que, por consiguiente, el hecho sobre que versa el juicio no presenta los caracteres de delito y, en consecuen cia, no puede dar lugar a la formación de causa contra la persona aforada que profirió las expresiones sub judice. Lo anterior, en modo alguno quita que este tribunal considere no sólo desafortunadas las expresiones vertidas, sino altamente inconvenientes en el plano del intercambio público de ideas y que pueden ensombrecer aquéllas que se pretende defender.

Por estos fundamentos y lo dispuesto, además, en los artículos 611 y 612 del Código de Procedimiento Penal, se declara que no ha lugar a la formación de causa contra el diputado Alejandro Navarro Brain , promovida en la presentación de fojas 91 y para cuyo efecto fueron elevados los antecedentes a fojas 94 y 142.

El ministro señor Cerda concurre al rechazo con las siguientes prevenciones respecto de la mayoría: a) no comparte los párrafos cuarto y quinto del motivo 3º, b) tampoco el razonamiento 4º, y c) reduce el 5º a lo que sigue: 5º) Que en concepto de la Corte no se está ante un hecho que presente caracteres de delito, atendido el contexto y circunstancias en que las expresiones fueron vertidas, esto es, en medio de un diálogo áspero en que el querellante tomó la iniciativa para efectuar imputaciones personales al parlamentario, que no tardó en reaccionar.

Acordada con el voto en contra de los ministros señores Ballesteros, Valenzuela, Guzmán, Brito, Villarroel Valdivia, Cisternas, Muñoz Gajardo y Calvo y de la ministra señora Aguayo, quienes estuvieron por hacer lugar a la petición de desafuero del diputado señor Navarro y a la formación de causa subsecuente, en virtud de las siguientes motivaciones:

a) Que las expresiones manifestadas por el querellado, según ha quedado expuesto en los fundamentos tercero y cuarto del presente fallo, y respecto de las cuales los disidentes entienden, como la mayoría, que se encuentra justificado que las mismas se vertieron efectivamente, satisfacen, a juicio de los que suscriben el voto, ambos presupuestos establecidos en el Nº 1º del artículo 255 del Código de Procedimiento Penal, parámetro con el cual debe decidirse, de acuerdo al artículo 612 del mismo código, la cuestión pendiente.

Ello, por cuanto en sí mismas las expresiones empleadas son idóneas para herir el sentimiento del honor de la víctima, sin perjuicio de importar la atribución de un vicio moral que per sigue obrar en deshonra de la persona de que se trata. En efecto, las voces sinverg y car`e palo denotan por una parte menosprecio, y, por la otra, pueden ser significativos de deméritos como ruín y falto de honra. Así, pícaro, como sinónimo de sinverg, conforme el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, y en nuestra usanza, caradura como homologable a car`e palo.

También la expresión El negocio de ustedes es estafar a la gente, es una afrenta infundada respecto de la persona a quien se atribuye la acción dolosa, aunque la minoría entiende cual la mayoría de los ministros, que no configura el hecho punible de calumnia, sí, constituye, en cambio, el de injuria, esta vez, en descrédito del ofendido, asimilable a las situaciones previstas en los numerales 3, 4 y 5 del artículo 417 del Código Penal;

b) Que las circunstancias que rodearon la emisión de las mismas, cualesquiera sea su entidad, y aunque deba apreciárselas en concreto, no alteran la conclusión adelantada, comoquiera que son cuestiones de fondo que, en concepto de estos suscribientes, deben valorarse en otras etapas del procedimiento;

c) Que en este temperamento, entonces, cabe entender que las consabidas expresiones sub lite han tenido por objeto afectar el honor del querellante en forma inmediata, pudiendo constituir injurias directas, no sólo por su aptitud para ofender sino porque han sido proferidas por un parlamentario, lo que hace que no se pueda dudar, al menos en esta etapa, que lo hizo con el conocimiento y voluntad apropiados al efecto, habiendo, además, tomado conocimiento el afectado en forma simultánea, y llegado a terceros debido a la utilización de un medio de comunicación social, con lo que se configura el delito contemplado en el artículo 29 de la Ley 19.733, en relación con lo dispuesto en los artículos 416 y 417 Nros. 3, 4 y 5 del Código punitivo.

A todo lo anterior se suma el hecho de haber podido dar explicaciones de su conducta en el mismo programa y medio, como en la audiencia respectiva y no lo hizo, todo lo contrario, teniendo en cuenta los posibles alcances delictuale s de sus expresiones emplazó al ofendido a ir a los tribunales, buscar su desafuero y procesamiento, por lo que cualquier interpretación posterior de los hechos contraría lo que fue su expresa voluntad ilícita.

d) Que calificar a una persona, en un medio de comunicación social, de "sinvergüenza ", "car`e de palo" y "estafador", son expresiones afrentosas, indecorosas y que dañan la imagen pública del ofendido, aspectos que son precisamente los que pretende cautelar el ordenamiento jurídico, dado que es el honor el atributo social de mayor entidad que tienen los ciudadanos, sin que pueda afectársele infundadamente sobre la base de un proceder emocional o impulsivo.

Se previene que los ministros señores Brito y Calvo concurren al voto de minoría, pero no comparten lo razonado en sus letras c) y d), y en su reemplazo tienen presente que con las circunstancias destacadas en los apartados a) y b) del voto disidente no puede menos que hacerse lugar al desafuero del H. Diputado señor Alejandro Navarro Brain, a objeto de que se prosiga con la investigación criminal, porque el obrar de otra manera y no tomar indagatoria importaría no atender el requerimiento de la parte querellante.

Regístrese y devuélvanse.

Redacción del Ministro Sr. Silva.

Nº 52.737-2002